Category Archives: La Mujer, innovadora de la Ciencia

Sofía Vasilyevna Kovaleskaya

Cuando en la facultad estudié el teorema de Cauchy-Kovalevskaya sobre ecuaciones en derivadas parciales, alguien me contó que Kovalevskaya no era autora del teorema, que fue un regalo de amor de Weierstrass. En su momento no sólo me lo creí, sino que encima me pareció romántico. Ahora veo ese comentario como la falsa deducción que seguramente vivió Sofía por ser guapa, inteligente... y mujer. Aún hoy en día he escuchado a licenciados en matemáticas achacar a su belleza el hecho de que no haya premio Nobel de Matemáticas.

 
Siendo muy niña escuchaba hablar de matemáticas a su tío. Según cuenta ella misma en su autobiografía: “No entendía el significado de los conceptos, pero actuaban sobre mi imaginación, inspirándome un respeto por las matemáticas como una ciencia excitante y misteriosa que abría las puertas a sus iniciados a un mundo de maravillas, inaccesible al resto de los mortales".
 
Cuando tenía 11 años su padre empapeló su habitación con los apuntes de un curso de Cálculo Diferencial e Integral: pudo visualizar las maravillas que contaba su tío y así relegó todos sus estudios por el de Cálculo, lo que obligó a su padre a quitarle su profesor de matemáticas, aunque ella siguió estudiando por las noches. Un día el profesor Tyrtov regaló a su familia su libro de Física y Sofía lo devoró, pero no entendía las fórmulas trigonométricas y las dedujo. Tyrtov convenció a sus padres para que la permitieran volver a estudiar.
 
Kovalevskaya

Elena Lucrezia Cornaro Piscopia

Elena es la primera mujer de toda la historia que consigue doctorarse.
 
De familia noble veneciana, nace el 5 de junio de 1646. El ser de noble cuna puede explicar que tuviera acceso a estudios normalmente negados a las mujeres, lo que permitió que uno de sus profesores percibiera el gran potencial de esa niña de 7 años que llegó a hablar con fluidez latín, griego, hebreo, español, francés y árabe. Estudió además música, gramática, matemáticas, filosofía y teología.
 
A los 14 años hace secretamente voto de castidad y evita a partir de ese momento cualquier intento paterno de casarla. Con 17 años llegó a ser una virtuosa del arpa, el clavicémbalo y el violín. Aunque era una personalidad reconocida como compositora y concertista no parece que eso le importara mucho; al igual que su paisana Agnesi, su mayor anhelo era dedicarse a la caridad.
 
Aunque estudiaba por el simple placer de aprender, su padre,  procurador de San Marco, decidió que continuara sus estudios en la universidad de Padua. Italia estaba más avanzada que el resto de Europa y ya había mujeres que estudiaban ciencias y matemáticas en la universidad, pero Piscopia optó por el doctorado en teología, tropezando con la intransigencia de la iglesia que no podía concebir que una mujer enseñara a los monjes. Así que decide preparase el doctorado en filosofía.

 
Elena Lucrezia

Émilie de Bretuil

Para hacernos una idea de la personalidad de la mujer que se atrevió a traducir a Newton, observemos el cuadro que pintó su contemporánea Marianne Loir: vemos a una dama exquisitamente vestida y maquillada según los usos de la época, con una flor en una mano, un compás en la otra y al fondo un globo terráqueo; testigo de esas tertulias en su salón donde se discutía si la tierra era ovoidal (como aseguraba Descartes) o achatada en los polos según defendía Newton.Una amalgama de lo que hoy dicen glamour y de ciencia.
 
Gabrielle Émilie Le Tonnelier de Breteuil nació el 17 de diciembre de 1706 en Saint-Jean-en-Greve. Durante su infancia mostró tal facilidad para el estudio que pronto fue una experta en latín, italiano e inglés; pero su verdadera pasión eran las matemáticas.

 
Chatelet

Sofía Neimark

Sofía Neimark nació en el seno de una familia judía polaca, en un pueblecito que ahora es territorio bielorruso, donde la mayoría de la población era de esa raza. Cuando tenía 9 años su familia se trasladó a Odessa, donde estudió con Timchenko, relevante historiador matemático. A partir de ese momento se entusiasma con las Matemáticas y con su historia. También ingresa en la Cruz Roja, atendiendo a los presos políticos.
 
Podríamos pensar que es en esa época cuando empiezan sus inquietudes sociales y políticas. En 1915 ingresa en el instituto femenino de Odessa, dependiente de la universidad donde, de la mano de Shatunovsky, se aficiona por la Lógica Matemática. Pero aparca sus estudios cuando estalla la Revolución Rusa de 1917 y se vuelca en el partido comunista: primero en la clandestinidad y luego como editora del periódico Kommunist en Odessa.
 
En 1923 retomó sus estudios ocupándose de seminarios en la Universidad Estatal de Moscú, donde se doctora en 1935. En ese mismo año conoce al matemático y filósofo Wittgenstein.
 
Sofía Neimark

Carolina Lucrecia Herschel

Carolina Herschel fue una auténtica cazadora de cometas.
 
Vivió marcada por la época, en pugna entre su padre que deseaba que se cultivara y su madre que la convertiría a la muerte del padre en una cenicienta. Curiosamente, el hada madrina de este cuento fue su hermano William (descubridor de Urano) que la rescata de una vida al servicio de su madre y la lleva a vivir con él a Inglaterra.
 
Nació el 16 de marzo en Hanover. Su padre tocaba el oboe en la banda militar y llego a ser el director de la banda. Aunque no tenía educación formal quería que sus cuatro hijos y dos hijas la tuvieran, especialmente en música, astronomía y filosofía, pero la madre no aceptaba que las hijas estudiaran, sólo los varones.
 
Mientras sus hermanos recibían una educación formal convirtiéndose en músicos, Carolina estudiaba a escondidas de su madre, que sólo quería que aprendiera las taras domésticas,  con la complicidad  de su padre. Lamentablemente, cuando los franceses invaden Hanover en 1757, su padre se va a la guerra regresando gravemente enfermo, falleciendo en 1767.  Fue una década negra para Caroline: sin el apoyo de su padre pasa de dedicarse a las matemáticas y la astronomía a estudiar confección y costura, convirtiéndose en una sirvienta de su propia madre. Esta etapa dura hasta 1772 año en el que se va a vivir con su hermano William, organista en Bath (Inglaterra).

 
Herschel

Categorías