Como profesores de matemáticas, acabamos muchas veces cansados de escuchar a algunos alumnos que para qué van a aprender matemáticas o que las matemáticas no sirven para nada.

O cómo no, cuando hacen una entrevista en la calle, la cantidad de gente (incluídos políticos y famosos) que dice: "Yo no sé de eso, soy de letras", como si yo por ser de ciencias, no debiera saber escribir o expresarme.

En este artículo quiero proponeros un ejercicio para que hagáis en clase, para que vuestros alumnos vean la importancia de saber matemáticas.

El otro día fui al supermercado a comprar pastillas para el lavavajillas y dudé si comprar el paquete de 28 o 44 pastillas.

En las siguientes imágenes aparecen los precios de cada bolsa.

En la imagen de la izquierda, la bolsa de 44 pastillas, cuesta 12,55 € y debajo del precio pone que cada pastilla sale a 0,27 €.

  1. ¿Es cierto que cada pastilla cuesta 0,27 €, o nos están engañando?
  2. ¿Cuál es el precio real de cada pastilla?
  3. Si cada pastilla costara 0,27 €, ¿cuánto deberíamos pagar por la bolsa? ¿Cuánto nos ahorraríamos?

En la imagen de la derecha, la bolsa de 28 pastillas, cuesta 9,80 €.

4. ¿Cuál es el precio de cada pastilla?

5. Para ese precio por pastilla, si la bolsa tuviera 44 unidades, ¿cuánto me costaría?

6. ¿Qué bolsa me interesa comprar más?

Vamos a ir respondiendo a cada una de las preguntas:

  1. Para la bolsa de 44 unidades, si dividimos el precio total entre el número de pastillas (12,55/44≈0,285≈0,29 €), sale que cada pastilla cuesta aproximadamente 0,29 €, con lo cual, si sabemos matemáticas nos daremos cuenta que no es cierto lo que aparece en el precio.
  2. El precio real de cada pastilla es aproximadamente 0,29 €.
  3. Si cada pastilla cuesta 0,27 €, la bolsa debería costar 0,27·44=11,88 €, es decir nos ahorraríamos por bolsa 67 céntimos de euro (12,55-11,88=0,67).
  4. En la bolsa de 28 unidades, cada pastilla cuesta 9,80/28=o,35 €, es decir, cada pastilla sale 8 céntimos más cara que la de 44 unidades según el cartel erróneo y 6 céntimos más según el precio real.
  5. Si esta bolsa tuviera 44 unidades, costaría 44·0,35=15,40 €, es decir pagaría 2,85 € más del precio que aparece en el cartel y 15,40-11,88=3,52 € más sobre el precio correcto.
  6. A pesar de que no es verdad que cada pastilla cuesta 0,27 €, me interesa más comprar la bolsa de la izquierda de 44 unidades ya que me ahorraría 2,85 €.

Conclusión: Cada vez que vayáis a comprar, fijaros bien en todos los precios, comparar según la cantidad y no fiaros nunca de lo que aparece, como habéis podido comprobar en este ejemplo.